La innovación y el cambio en tiempos de pandemia

Hoy en día estamos experimentando profundas transformaciones acentuadas por el coronavirus en donde volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, son características de un tiempo en donde, frecuentemente, no funciona lo que siempre había funcionado (y especialmente en el turismo). El cambio de epoca y el aislamiento aceleran la necesidad de actualizarse, donde la transformación digital se impone a una velocidad que no estamos acostumbrados (aunque ya veníamos recibiendo advertencias). 

Aquellas empresas turísticas que aplicaron exitosamente conceptos tradicionales en gestión (modelos de calidad, planeamientos estratégicos, políticas de RRHH, etc.), sienten que ya no son tan efectivas como en otras épocas. Hoy nos enfrentamos a un nuevo paradigma donde más importante que lo que uno sabe o conoce, es lo que es capaz de aprender.

Entonces, si ya no es importante todo lo que uno sabe: ¿cuáles son los conocimientos básicos para abordar un mundo tan dinámico y cambiante como este? Si tampoco es tan necesaria la experiencia: ¿cuáles son las habilidades requeridas para responder a las exigencias de este provocador entorno?

Como respuesta a la pregunta anterior, podemos inferir que fundamentalmente existen cuatro competencias básicas (2 intrapersonales y 2 interpersonales):

  • Criticidad: es el proceso de análisis, entendimiento y evaluación de la manera en la que se organizan los conocimientos que se pretenden interpretar y representar en el mundo, en particular las opiniones o afirmaciones que suelen aceptarse como verdaderas.
  • Creativación (creatividad+innovación): es la capacidad de la inteligencia humana de generar nuevas ideas o conceptos o nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, para producir soluciones originales.
  • Comunicación: es la habilidad para utilizar los recursos y conectores adecuados para entender, elaborar e interpretar los diversos eventos comunicativos, teniendo en cuenta, no sólo su significado explícito o literal (lo que se dice), sino también las implicaciones, el sentido implícito o intencional (lo que el emisor quiere decir o lo que el destinatario quiere entender).
  • Colaboración: es el conjunto de relaciones que se da entre las personas que se integran en la sociedad. Es un proceso básico, no solo para la conformación de las estructuras sociales y sus culturas, sino también para el desarrollo intelectual e individual de todos los seres humanos.

El coronavirus ha convulsionado profundamente a toda la humanidad y hay diferentes opiniones respecto a cómo será la nueva normalidad. Para la ciencia, el universo tiene su manera de devolver el equilibrio a las cosas según sus propias leyes cuando éstas se ven alteradas. En el turismo, esa nueva normalidad aún implica muchísimos interrogantes que no tienen respuesta, sabiendo que el nuevo viajero tendrá más cuidados, y que nos desafiará a pensar nuevas alternativas e ideas para hacer más seguro su viaje.

Sin embargo, otros piensan que nadie puede ayudar a predecir lo que va a pasar y que el futuro próximo es incierto. El desafío entonces para cualquiera que trabaja en turismo puede tener dos respuestas: esperar que todo vuelva a la normalidad o aprovechar la oportunidad para construir un nuevo turismo, elevar el nivel de mi empresa turística, donde la tecnología sea el aliado que nos impulse a evolucionar.

Ante esto dicotomía, ¿en qué grupo eliges estar?...